¿Qué es CSA?

CSA es la revisión de los objetivos de negocio y los controles internos en un proceso colaborativo formal y documentado. Incluye probar el diseño de controles de aplicaciones automatizados.

La autoevaluación de control (CSA) se basa en la revisión de áreas de alto riesgo que necesitan atención inmediata o que pueden requerir una revisión más exhaustiva más adelante.

¿Cuál es el objetivo?

El objetivo de la autoevaluación de control (ASAC) es que la dirección empresarial sea más consciente de la importancia del control interno y de su responsabilidad en materia de gobierno corporativo.

¿Qué beneficio obtienes?

  1. Un beneficio principal derivado para una organización que emplea técnicas de autoevaluación de control es que puede identificar áreas de alto riesgo que podrían necesitar una revisión detallada más adelante es correcta.
  2. Otro beneficio de realizar una autoevaluación de control sobre una auditoría tradicional que detecta el riesgo antes es correcto. Las autoevaluaciones de control (CSA) requieren que los empleados evalúen la estatura de control de su propia función. Los CSA ayudan a aumentar la comprensión del riesgo empresarial y los controles internos. Debido a que se llevan a cabo con más frecuencia que las auditorías, los CSA ayudan a identificar el riesgo de una manera más oportuna.
  3. La amplia participación de las partes interesadas es un atributo del enfoque de autoevaluación de control.

¿Cómo se usa CSA?

El enfoque de autoevaluación de control (CSA) enfatiza la gestión y la responsabilidad por desarrollar y monitorear los controles de los procesos comerciales de una organización. Los atributos de CSA incluyen empleados empoderados, mejora continua, amplia participación y capacitación de los empleados, todos los cuales son representaciones de una amplia participación de las partes interesadas.

CSA no es un reemplazo para las auditorías tradicionales. La CSA no pretende reemplazar las responsabilidades de la auditoría, sino mejorarlas.